En los Juzgados Penales, sindicalizados del TSJ corren a su “dirigente” Guadalupe Bautista Herrera


  * Lo tildan de ratero, traidor y tramposo al utilizar indebidamente sus nombres y firmas.


            Santa María Ixcotel, Oax., 14 de marzo del 2012.- “Compañeros, venimos aquí como Comité en pleno para celebrar una reunión con todos nuestros representados”, justificaron así con éstas palabras los “dirigentes” del sindicato de Trabajadores del Tribunal Superior de Justicia, encabezados por su “secretario general”, Guadalupe Bautista Herrera, a quien en menos de 15 minutos literalmente, sus “representados” lo encararon, acusándolo y tildándolo directamente de ratero, traidor y tramposo, para finalmente correrlos del lugar.

            Bautista Herrera, quien fuera reconocido en días pasados por la Presidenta de la Junta de Arbitraje de los Tres Poderes del Estado, Frida Jiménez Valencia, aún con todas las irregularidades en el proceso de renovación de la dirigencia del Poder Judicial, al presentar documentación falsa en cuanto a trabajadores que le “apoyaban”, entre ellos, ha trascendido el nombre de tres personas fallecidas pero que sin embargo aparecen como “signantes” a su favor de Guadalupe Bautista, entre otras irregularidades.

            Derivado de esta inconformidad, misma que en pasados días fue acreditada con una denuncia penal de más de 200 trabajadores sindicalizados del Tribunal Superior de Justicia, en contra de Guadalupe Bautista Herrera, por diversos delitos, los integrantes de Sindicato de Empleados del Poder Judicial del Estado de Oaxaca e Instituciones Conexas (SEPJGEOIC), mostraron su encono ante el cinismo y abuso de quienes hoy se apersonaron en los juzgados penales para celebrar una reunión de información.

            
Eran las 10:30 de la mañana, en un día normal de actividades en los juzgados penales que se ubican a espaldas del Centro de Readaptación Social (CERESO), de este lugar, precisamente en la semana de la Samaritana, Guadalupe Bautista Herrera, recibió como balde de agua fría y más de quienes, según había dicho reiteradamente en medios de comunicación, “le apoyaron”.

            Cual “Barrabás”, consignaron los trabajadores te robaste la dirigencia, usaste nuestros nombres y firmas ante una institución gubernamental, pero entiende, le espetaban,: “!Guadalupe, entiende, la base no te quiere!”.

            Impávido, asustado, con el susto y disgusto de saberse menospreciado por la base trabajadora de este órgano de administración de justicia, Guadalupe Bautista Herrera, primeramente intentó reunir a los afiliados al SEPJGEOIC en el cuarto de rejillas del Juzgado Sexto Penal. ¿Tiene  la pretensión de privarnos de la libertad? Cuestionaban los trabajadores.

            ¡Ahí no, ahí no, que la reunión sea en el patio de este complejo laboral en donde se encuentran los juzgados Primero, 2º, 3º, 4º, 5º, 6º y Séptimo Penal, consignaban los sindicalizados ante lo cual cedió su “dirigente”.

            Seguidamente, le increpaban: “!Porqué te escondes o de quiénes te escondes!”, “!Haber a qué hora te elegí…?!” “¡A mi esas p.jadas no me gustan!” “!Eres un pinche mentiroso!”, “”Puerco!”, “!Ratero!”, “!Dijiste ante los medios que éramos unos acarreados y que te apoyábamos aquí y en dónde sea lo desmentimos!”, espetaban.

            Sin poder hilar una frase, ante los múltiples señalamientos, otra de las integrantes de “su comité”, respondían: ¡Vámonos, ellos van a necesitar más de nosotros que nosotros de ellos!.

            La respuesta fue inmediata: “!Qué se larguen, lárguense, no vengan aquí a poner un pié porque ustedes incluso metieron a otros compañeros que están con el sindicato mayoritario de los tres poderes del estado y no se vale.

            Bautista Herrera recorría con su mirada a las y los asistentes, como intentando recibir un mínimo de apoyo, sin embargo, la recriminación era más que evidente: “!Porqué nos jugaste de esa manera al utilizar indebidamente documentos falsos con nuestros nombres y firmas, eres un pinche ratero y cobarde, nosotros no te pusimos!, aludían. Y el secretario general se fue como llegó, sin el apoyo de la base trabajadora sindical.

Publicar un comentario

Nombre:
Correo Electrónico:
Página web:
Número Telefónico:
Tu comentario:

Artículo Anterior Artículo Siguiente