LOS CHIMALAPAS, ES UN TEMA DOLOROSO PARA LOS OAXAQUEÑOS: CALVO DORANTES


 DUROS SEÑALAMIENTOS A REPRESENTANTES POPULARES

 *Oaxaca no ha tenido  Senadores a la altura de las Circunstancias.
 
 OAXACA, Oax.- Francisco Calvo Dorantes candidato del Partido Nueva Alianza al Senado de la República se manifiesta lastimado y preocupado por el tema de Santa María Chimalapas  territorio oaxaqueño; territorio oaxaqueño invadido por  talamontes y otros depredadores de la flora y la fauna procedentes del estado de Chiapas, protegidos por los gobiernos estatales de esa entidad y auspiciados  desde la ominosa  por el narco y el crimen organizado.
            Desafortunadamente -señala con índice de fuego- los oaxaqueños no hemos tenido a Senadores a la altura de las circunstancias y a la altura de lo que los oaxaqueños han necesitado para defender la soberanía y el territorio de la entidad. Quienes han desempeñado el cargo no han podido  o no han querido  la función que la ley les obliga, por que han sido socios o empleados del gobernador en turno.
           
Es  por lo anterior - enfatiza Calvo Dorantes- que el asunto de los Chimalapas es un tema doloroso para los oaxaqueños que han visto en sus representantes  en la Cámara Alta y  el Congreso de la Unión, una altura de su responsabilidad y a la altura de lo que los oaxaqueños  esperábamos de ellos y que solamente han estado a la altura de quien los puso ahí, que no es precisamente el pueblo de Oaxaca.
            Polémico por excelencia el candidato del Partido Nueva Alianza comenta que el papel fundamental de un Senador de la República está contemplando concreta y específicamente en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, de ahí la mucha razón que tienen los  ciudadanos electores cuando se manifiestan hastiados, artos  de la verborrea electoral y de los ofrecimientos de de espejitos y cuentas de vidrio a cambio de su voto el próximo 1 de julio.
           
Es por ellos que dentro de  mi campaña a lo largo de la entidad: ni estoy dando playeras, mandiles o tortas y refrescos, ni estoy haciendo ofrecimientos que se  que no voy a poder cumplir. Lo único que estoy ofreciendo es ser un Senador responsable, apegado a lo que dicta nuestra Carta Magna. Ya basta de falsas promesas electoreras, ya basta de  engaños y de varitas mágicas. Oaxaca merece un mejor destino con representantes populares dignos y responsables, sin dobleces, sin sumisiones a los intereses  de los gobernantes en turno. Representantes populares que con dignidad lleven hasta la tribuna más alta el  sentir y las necesidades de sus representantes, pero sobre todo, que llevemos una idea fija y una estrategia de carácter legislativo en beneficio de la entidad de quienes nos den la responsabilidad a través de la emisión de su voto.
           
Santa María Chimalapas es el caso, porque desde el Senado no se ha sabido defender la integridad y la soberanía del   estado, tal vez por que quienes debieron de  hacerlo están entrampados en sus propios intereses o sean la parte de un pago a financiamientos que datan del 2010 o quizá un poco más, desde el 2006, pero eso sí, se han olvidado de lo que la  Constitución señala en   su Artículo 46 que a la  letra dice : Las entidades federativas pueden arreglar entre sí, por convenios amistosos, sus respectivos límites; pero no se llevarán a efecto esos arreglos sin la aprobación de la Cámara de Senadores. A falta de acuerdo, cualquiera de las partes podrá acudir ante la Cámara de Senadores, quien actuará en términos del artículo 76, fracción XI, de esta Constitución.

Las resoluciones del Senado en la materia serán definitivas e inatacables. La Suprema Corte de Justicia de la Nación podrá conocer a través de controversia constitucional, a instancia de parte interesada, de los conflictos derivados de la ejecución del correspondiente decreto de la Cámara de Senadores. Luego entonces -se pregunta el candidato- ¿Cuál es el papel que han jugado los actuales  Senadores? No vamos a esperar a que el tiempo y la historia los juzgue, es cuestión de señalar sus omisiones o yerros ya, en este momento, porque después para que.       
Yo soy oaxaqueño, y los oaxaqueños me conocen. Saben que no  vengo ni de Chiapas ni de Michoacán, que no hay dudas de que pueda ser Veracruzano…Saben que no tengo necesidad de andar inventando lugares de nacimiento o que pueda falsificar documentos de identidad o de estudios, y a las pruebas  me remito, concluyo Francisco Calvo Dorantes.

Publicar un comentario

Nombre:
Correo Electrónico:
Página web:
Número Telefónico:
Tu comentario:

Artículo Anterior Artículo Siguiente