Sistema educativo oaxaqueño incapacitado en aspectos de orientación sexual lo que ocasiona prejuicios y bulling.


Información del Dr. Luis Alfonso Alva Zamora.

En los meses pasados (julio y Agosto), realizamos una encuesta a 250 estudiantes secundarios de diez colegios y liceos de la ciudad capital. La encuesta nos invita a realizar a un estudio más detallado, con informaciones específicas sobre bullying, discriminación homofóbica y transfóbica en las clases y abordaje de la diversidad sexual en los colegios. Creemos que el conocer la realidad sobre estos temas es fundamental para implementar políticas públicas.

El objetivo de la encuesta fue saber si los establecimientos ofrecen clases sobre sexualidad con enfoque en las minorías sexuales, si existen reglamentos que discriminen a estudiantes en virtud de su orientación sexual, conocer los eventuales preconceptos y también los niveles de aceptación de los estudiantes en torno de los derechos de las minorías sexuales en los campos del matrimonio y de las relaciones sociales.

Entre los resultados que encontramos y registramos se revela que sólo en el 22,8% de las clases sobre sexualidad se aborda la realidad de lésbicas, gays, bisexuales y transexuales. Señalemos que es necesario implementar medidas para corregir esta deficiencia, pues "cada vez que se potencian los prejuicios o la ignorancia entre los/las alumnos/as, es caldo de cultivo para el bullying y la discriminación”.

El 60,1% de los/las estudiantes también dijo que en su institución de enseñanza hay prácticas o reglamentos que impiden las relaciones sociales entre personas del mismo sexo. Esta situación nos señala que es imprescindible avanzar con orientaciones para terminar con esta problemática, que afecta en forma negativa la comprensión que un sector de la población tiene de sí en relación con el medio.

El 49,6% de los/las profesores/as ofrecen "siempre o a veces” clases sobre sexualidad, indicando que en esos momentos son escasas las referencias a lésbicas, gays, bisexuales y transexuales. En relación con los docentes, el 21,2% de los estudiantes escucharon "siempre o a veces” comentarios discriminatorios por parte de estos profesionales.

El 39% de los entrevistados también reveló tener conocimiento de casos concretos de discriminación en relación con la diversidad sexual. El 33,2% afirmó que "siempre (12%) o a veces (21,2%)” se castiga a los responsables por actos discriminatorios.

En relación con los conceptos preconcebidos por los/las alumnos/as, la encuesta revela que el 38% dijo creer que lésbicas, gays, bisexuales o transexuales están más predispuestos a contraer enfermedades de transmisión sexual. A pesar de esto, un dato que va a contramano del prejuicio tiene que ver con la cantidad de entrevistados que se declaró a favor del matrimonio igualitario: el 78%. Además, el 83,6% dijo que entenderían si un amigo/a fuese lésbica, gay, bisexual o transexual.

"Pese a la ignorancia de los estudiantes en torno a algunos tópicos vinculados con la diversidad sexual, existen mayores niveles de discriminación a lesbianas, gays, bisexuales o transexuales, en prácticas o reglamentos de las direcciones de los liceos o de sus docentes que en los propios/as compañeros/as”, esto concluimos.

A partir de estos resultados, el Movimiento concluyó que la educación sexual necesita ser ofrecida a los estudiantes con mayor frecuencia y mejor calidad, y también estar vinculada con la comprensión de los derechos humanos, pues sólo así será posible mostrar que las personas discriminadas merecen respeto y deben ser tratadas con igualdad social.

Publicar un comentario

Nombre:
Correo Electrónico:
Página web:
Número Telefónico:
Tu comentario:

Artículo Anterior Artículo Siguiente