Venta de Triquis ; tradición en tela de juicio


Lesli AGUILAR

HUAJUAPAN DE LEÓN, OAX.- Como lo dice la tradición Triqui , el varón tiene derecho a tener las esposas que el pueda, siempre y cuando tenga con que mantenerlas, por lo que desde que las ven las apartan y posteriormente entregan una cuota monetaria a los padres de las féminas, para que luego contraigan nupcias, y se finiquite la venta de las mujeres en esta zona montañosa en la región de la Mixteca.

Durante los últimos años la venta de niñas y mujeres ha sido muy cuestionado en la zona de los Copalas o las agencias de Santiago Juxtlahuaca en la región de la Mixteca, en donde pernoctan tres organizaciones que se pelean el poder en diversas comunidades, como lo son,  la Unidad de Bienestar Social de la Región Triqui (Ubisort), el Movimiento Unificador Lucha Triqui (MULT) y el Movimiento Unificador de la Lucha Triqui Independiente (MULTI).

De acuerdo a testimonios que prefirieron mantenerse ocultos ,destacan  las comunidades que guardan esta tradición son San Miguel Copala, Guadalupe Tilapa, Llano de Nopal, Llano Aguacate, Yutasani y La Ladera, Unión de los Ángeles, Coicoyan de las Flores, San Martin Peras, Duraznos, además de San Juan Copala, La Sabana Copala, Yosoyuxi, Rastrojo Copala sólo por mencionar algunas.

Las historias

Leticia Vázquez habitante de la región Triqui, una mujer de 30 años de edad, narró como hace algunos años  Eulogio López Aguilar, la compro y al finiquitar el trato con su familia la llevo a vivir a Guadalupe Tilapa, para que luego su cónyuge fuera perseguido por no aceptar las tradiciones, por lo que fue expulsado de la comunidad, y se tuvieron que ir a vivir cerca de Cuadrilla de Gregorio Alvares, en donde hicieron una vida.

Pero esta no  fue la única sorpresa que le dejo este matrimonio, ya que Eulogio, su esposo ya habitaba con una señora más grande, quien era la primera esposa, y que al igual que ella fue comprada, porque el varón la observo y cerró el trato con los familiares, de ambas mujeres López Aguilar tuvo 10 hijos, y a su muerte las féminas tienen que compartir  el luto y ahora la casa, ya que así lo decidió su cónyuge.

Vázquez dijo que el  trato se realiza con el padre de las hijas, es decir si soy chicas son más caras y si están llenitas el precio por ellas sube , ya que ha costado mucho mantenerlas así, en tanto la mujer no puede hablar, ni opinar sobre la transacción que hacen ya que han pagado una fuerte cantidad con por ella , y que si no se respeta puede acabar con la muerte.

Angélica Sánchez una mujer de 30años de edad quien es habitante de San Juan Copala, quien fue llamada así por temor a represalias, y que trabaja como empleada domestica con una maestra y un empresario en Huajuapan, renuncio a su trabajo luego de más de 15 años de laborar en esta casa, porque un día recibió la noticia de que su padre un sujeto de 60 años la había vendido a un hombre que le llevaba 20 años por una cantidad de dinero y que tenia que presentarse a la brevedad en el domicilio de su esposo , para ir ayudándole   su suegra en las labores domesticas.

Con lagrimas en los ojos, y un pañuelo que no lo suelta mientras narra su historia, con la cabeza siempre mirando al piso, dice que aunque no hay amor tiene que cumplir con cada una de las tradiciones que dicta la cultura Triqui,  ya que si no  podrían salir lastimados sus padres y eso es algo que ella no desea, la noble mujer insistió que esto es algo que se tiene que acabar y que las autoridades deben de evitar pues se violan los derechos de las féminas.

De igual manera comento que su hermana a los 15 años salió huyendo de Copala, en donde busco trabajo como domestica, y de ahí se enamoro de un mestizo, con el cual se caso y evito que la vendiera, por lo que añadió “ mi hermana aunque la desconoció mi papá se fue lejos, para evitar la ofrecieran a cualquiera, hoy ella si esta feliz, eso creo yo”.

El intercambio comercial

La tradición habla de que para que un hombre pueda tener a la mujer o niña que e quiera debe de dar a los padres cantidades de dinero que van de los 9 mil pesos hasta los 30 mil dependiendo el estado físico y de salud de las féminas, entre más jóvenes y llenitas estén más caras son.

Según investigaciones realizadas por algunas organizaciones defensoras de los derechos humanos esto  en el 2006, descubrieron que en los campos agrícolas de Sinaloa y de Sonora los Triquis ofrecen a sus hijas con los jornaleros en 9 mil y 14 mil pesos, para que las familias tengan dinero y puedan subsistir, además con ello contar con algún recursos para poder comprar terrenos a ganado.

De acuerdo al Instituto Nacional de las Mujeres las niñas son vendidas desde los 11 años, por lo que estas no son mandadas a la escuela, pues desde pequeñas aprenden las labores domésticas, y al momento que tienen su primera menstruación son ofertadas, en ocasiones son los hombres quienes buscan a los padres otras más los padres buscan a los novios para ofrecerlas.

Por esta tradición algunas tratas de blancas han llegado a estas comunidades en donde están buscando a niñas que sean prostituidas en las grandes ciudades, o en zonas fronterizas, y que los padres sin conocer los antecedentes de las parejas las venden sin preguntar a donde serán llevadas su hijas, y ya nunca más vuelven a saber de ellos.

Aunque son todavía muchas las niñas que están tratando de romper con este paradigma , piden a sus padres las lleven a las escuelas, y para que en el caso de que se queden solas aprendan a ganar dinero y con ello mantener a sus familias, ya que están acostumbradas a comer sólo lo que hay , y no cuestionar ni una sola cosa de lo que hace el varón.

La controversia

El presidente del Centro de Derechos Humanos y Asesoría  Pueblos Indígenas (CEDHAPI) Maurilio Santiago Reyes dijo que esta es una practica que viola el derecho de los indígenas, y que las mujeres son libres de elegir quienes serán sus esposo, por lo que se esta buscando la manera de que Amnistía Internacional intervenga en el casi y se emita una ley que garantice la protección de las niñas, para no ser vendidas, y que exista el riego de caer en una red de pederastia o tratante de blancas. 

Publicar un comentario

Nombre:
Correo Electrónico:
Página web:
Número Telefónico:
Tu comentario:

Artículo Anterior Artículo Siguiente