EN LA RECONSTRUCCIÓN DEBEN PARTICIPAR UNIVERSIDADES Y CENTROS DE INVESTIGACIÓN DEL PAÍS: DIPUTADOS DEL PRD


•          No sólo se debe reconstruir, si no partir de un rediseño de las comunidades con la asesoría de especialistas
•          Podrían participar el IPN, UNAM, UAM, UAG, UABJO, CHAPINGO, ITAM, UIA y las que se quieran sumar

La reconstrucción de las zonas devastadas por los huracanes Manuel e Ingrid requerirá no sólo reparar la infraestructura dañada, sino por el contrario, de un rediseño de las comunidades, desde viviendas, escuelas, hospitales, iglesias, calles, caminos, y hasta de las parcelas, consideraron diputados del GPPRD.

Afirmaron que ésta es una amplia tarea que no sólo debe competir a instancias gubernamentales sino a amplios sectores de la sociedad, donde particularmente deben participar universidades y centros de investigación del país, para evitar que nada más se reconstruya sobre lo arrasado, y tiempo después vuelva ocurrir lo que sucedió a causa de los fenómenos meteorológicos.

Dijeron que será un error del gobierno pensar que sólo podrá enfrentar una tarea de este tamaño y quiera desde un escritorio diseñar un modelo uniforme de reconstrucción; se necesita un plan de trabajo estado por estado a partir de idiosincrasia de cada zona, su cultura, su clima, de su estructura geológica, y allí las universidades tienen mucho que aportar. 

En ese sentido, las y los diputados de Guerrero, Rosario Merlín García, Carlos de Jesús Alejandro, Catalino Duarte Ortuño y Silvano Blanco Deaquino, y de Oaxaca, Gloria Bautista, Delfina Guzmán Díaz, Hugo Jarquín y Roberto López Rosado, coincidieron en hacer una amplia convocatoria a la UNAM, al IPN, a la UAM, a la Universidad de Chapingo, a la Universidad Autónoma de Guerrero, a la Benito Juárez de Oaxaca, al ITAM, a la Universidad Iberaoamericana y a todas aquellas que puedan aportar.

Estas instituciones, dijeron, pueden realizar diversos proyectos a partir de las condiciones de cada estado, cada municipio, cada población, a fin de construir un diseño que mejore no sólo las condiciones físicas de las comunidades sino también, mejore las condiciones de vida, respetando siempre sus usos, tradiciones y costumbres.     

Recordaron que el Ejecutivo federal anunció que ya ha empezado la reconstrucción de las zonas afectadas, pero eso suena más a un paliativo, porque se van a entregar a unos cuantos ladrillos, unos cuantos bultos de cemento y le van a decir a la gente: “ahí te las arreglas para que tú reconstruyas tus viviendas y entre todos vuelva abrir brecha para nuevos caminos”.

Se necesita de asesoría, de orientación, de información científica que permita que al  reconstruir no se vuelvan cometer los mismos errores. Ingenieros, arquitectos, agrónomos, sociólogos y demás especialistas que puedan aportar podrían participar junto con las comunidades  realizar esta gran reconstrucción, siempre en el entendido que se debe partir de las necesidades de cada población.

Coincidieron también que las instituciones de cada Estado deben involucrarse también, como la podrían ser los institutos tecnológicos, en el caso de Oaxaca está la  Universidad Tecnológica de la Mixteca que tiene reconocimientos a nivel mundial.

Recordaron que tras de los sismos de 1985 en la ciudad de México, luego de la solidaridad nacional, diversas instituciones de educación superior, particularmente de la UNAM, UAM y IPN participaron asesorando a las comunidades para rediseñar y construir sus viviendas, sus unidades habitacionales que antes eran vecindades.


Incluso, apuntaron, participaron grupos de sicólogos, sociólogos, quienes trabajaron con las comunidades a partir de una nueva forma de vida, para que se superaran, para dejar atrás los vicios de las viejas vecindades y crear en ellos una nueva mentalidad.  

Publicar un comentario

Nombre:
Correo Electrónico:
Página web:
Número Telefónico:
Tu comentario:

Artículo Anterior Artículo Siguiente